Equinoccio de primavera: Cuando el día y la noche tienen la misma duración

El equinoccio de primavera es un evento astronómico que sucede en la temporada de marzo, la palabra proviene del latín “aequinoctium”, traduciéndose a las palabras “igual” y “noche”, debido a que en los equinoccios son los únicos días donde el día y la noche tienen la misma duración en cualquier parte del mundo.

 

Este hecho ha sido estudiado por diferentes astrónomos a lo largo de los años, los equinoccios son eventos importantes y que se interpretan dependiendo del hemisferio donde te encuentres.

Vista del equinoccio desde una zona arqueológica maya.

Una experiencia llena de energía

En el hemisferio norte (América Central y del Norte, Europa, Asia, etc.) el equinoccio de primavera se celebra el 20 o 21 de marzo, mientras que en el hemisferio sur (América del Sur, Oceanía y África) el equinoccio de primavera se celebra el 22 o 23 de septiembre.

 

Los principales descubrimientos astronómicos sobre el equinoccio de primavera en el hemisferio norte fueron gracias a la cultura maya, los cuales estudiaban con detenimiento el comportamiento de los astros, su periodicidad y su repercusión en el tiempo para contemplarlo en sus actividades y sus celebraciones culturales.

Vista del equinoccio desde una zona arqueológica maya.

Los mayas y su desarrollo astronómico

El interés de los mayas por la astronomía los llevó a ser una de las civilizaciones más avanzadas e interesadas por estos fenómenos, llegaron a tener su propio calendario solar y organizaban sus diferentes cosechas conforme a las estaciones del año.

 

Sus descubrimientos fueron tan grandes que al día de hoy siguen teniendo relevancia y son vitales para el estudio de los cuerpos celestes, principalmente, su cosmología se basaba en la Vía Láctea, a la cual llamaban “Wakah Chan”, que tenía conexión el “Xibalba”, lo que ellos percibían como el Inframundo.

Antiguos sacerdotes mayas

La primera civilización en estudiar los cuerpos celestes

Pero estudiar los movimientos astronómicos no era para todos en la civilización maya, solamente los sacerdotes tenían acceso al conocimiento astronómico, lo cual generaba respeto entre la población por estas entidades y a través de sus predicciones organizaban sus diferentes actividades, expediciones, comercios y descubrimientos.

 

Estos estudios fueron vitales para la civilización maya, al punto de construir múltiples edificaciones contemplando los fenómenos celestiales en su construcción, como el Templo de Chichén Itzá, el cual cuenta con 365 peldaños divididos entre sus 4 diferentes accesos por los escalones, haciendo alusión a los días que conforman un año.

Antigua pirámide de Chichén Itzá

La importancia de los mayas en Cobá

También en la antigua ciudad maya de Cobá los mayas mantenían los movimientos de los cuerpos celestes como su prioridad, por ejemplo, en las edificaciones de la antigua ciudad maya que hoy conocemos como la Zona Arqueológica de Cobá podemos encontrar múltiples estelas alrededor de esta zona, las cuales están perfectamente alineadas con el sol para que en los equinoccios su luz resalte sobre las estelas.

 

El crecimiento de Cobá en los últimos años como destino turístico es impresionante, se ha definido como un lugar sagrado por la cultura maya, donde su sabiduría permanece gracias la comunidad que sigue habitando estos poblados y sus alrededores.

Piramide de Nohoch Mul en la Zona Arqueológica de Cobá

Compartiendo las vivencias maya

Pocos son los lugares que buscan preservar la sabiduría maya y buscan dar una experiencia única a los turistas, en nuestro caso, Aldea Cobá siempre se ha caracterizado por preservar y compartir los conocimientos de la civilización maya, respetando el espacio que alguna vez fue parte de esta importante civilización, preservando lo mejor de esta civilización en un espacio de armonía y tranquilidad.

Hermano Egilio: Importante Chamán Maya

Respetando la cultura y las tradiciones

Como es tradición, dentro de Aldea Cobá se vive un evento único cada año, durante el equinoccio de primavera. A través del Hermano Egilio, un chamán guía de la comunidad cercana de Sahcab Mucuy, podemos realizar una auténtica bendición maya, para celebrar el inicio de una nueva era como lo hacían los antiguos pobladores de esta tierra y preservando los mejores deseos en este nuevo comienzo maya.

 

A través del Hermano Egilio podemos compartir la sabiduría de los mayas, preservando sus tradiciones y explorando nuevos horizontes para nuestros visitantes y turistas. La próxima bendición maya se hará el lunes 21 de marzo de 2022, para más información acerca de este espectacular evento puedes entrar nuestro portal web dedicado al equinoccio de primavera: https://aldeacoba.com/mayanspringblessing/ donde podrás encontrar lo más importante acerca de esta magnífica celebración.

Sagrada bendición realizada por el Hermano Egilio

Ubicación